Mostrando entradas con la etiqueta Micro y Poema. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Micro y Poema. Mostrar todas las entradas

Micro y Poema-Amuleto-Juventud y eclosión

Queridos amigos, de nuevo el bloc no me actualiza las entradas, se ha quedado estancado en la penúltima, por este motivo no veis lo último que edito.
Espero que se solucione pronto.
Gracias por vuestra lectura y compañía.

Feliz día.

Óleo de Carmen Silza


Micro y Poema-Amuleto-Juventud y Eclosión

Alguna vez he comentado que, cuando empecé la andadura por este mundo poético, primero lo hice con un pincel y un lienzo. Algunos oleos tengo por ahí, bellos para mi, pues en ellos puse mi pasión y Amor. Tengo uno siempre al alcance de mi vista, son unos agaponis en situación amorosa. Este lienzo es como si fuera mi amuleto. Con el paso de los años, contra vientos y mareas y, como no, también alegrías, todavía estamos juntos.


Carmen Silza


 Derrames de pasión,
 flechado va un te quiero,
de astros por el cielo,
juventud y eclosión.
En el olvido del eterno presente,
condenadas las hojas, desvanecidas...
para abrazar nuevos requiebros,
 sostener las llamas que anidan,
envueltas en lunas, y el beso de Eros
De piel un papiro de cuero,
donde despiertan leyendas dormidas
en las sábanas teñidas, 
  con las mieles de sus esmeros.
Paradisiaca explosión
en la piel de un verso
 en la natura que atina
 que al mirarse avivan
y en el huir del tiempo
regresa, y penetra el deseo.

Carmen Silza


Micro y Poema- Dominio y Liberto-Así lleváis mi tierra como nube de invierno

Imagen de google

Dominio y Liberto

Dos amigos, uno habla demasiado y el otro lo justo, pero los dos se soportan. No pueden pasar el uno sin el otro. Empezaron su amistad en el colegio y hasta el momento la conservan. Se dice que hay que ser tolerantes con los demás, y ellos, ya han demostrado que lo son. Un día le pregunta Dominio a Liberto. 
-¿Oye, por qué no  vamos este fin de semana a la playa, a discrepar con las olas?...y contesta Liberto con  cariño 
-¿Paraqué?... si contigo ya discrepo, eres como la marea del mar, no paras colega...y le responde dominio.
-¡ja ja,  hermano!  ¿Qué harías tú sin mí y yo sin ti ?

Imagen de google

Mandatarios, Estrategas
 ¡Qué bien vivís...
Como os divertís!

Así lleváis mi tierra,
 como nube de invierno

Como una rama tierna
doblegada por el viento,
así lleváis mi tierra
sacudida por el fiero.
Usurpadores de moradas, 
de jornales, de alimentos,
manipuladores en la sombra
vampiros del sosiego.

Mandatarios, todos 
con el mismo atuendo,
 interesados solo, 
por su fuero.
Sin importarles el pueblo,
ni la elemental lección,
llevada a su terreno,
pateada en nuestro hermoso suelo.

Estrategas, ¡Cambien ya
  las reglas de su juego!
y déjenle a los niños,
¡Únicos mártires! 
 su patio de recreo,
y cambien en su teatro
el pésimo escenario
de su arrogante vapuleo. 

Así lleváis mi tierra
como nube de invierno
como un iceberg el alma
 un crucero sin calma, 
infestados, con la peor infección,
 hacia las llamas del averno.
Y vosotros por los paraísos
acorazando el pellejo

Carmen Silza

Micro y Poema-Inspiración-Doy a Luz Cuando la Musa me Entretiene



Micro-Inspiración


-Es necesario detonar con el alma, para poner en marcha la imaginación. Es básico, si quieres manejar un poema de corazón. Decía el maestro a su alumno aprendiz de poeta. Y el alumno preguntó. 

-¿Y cuando viene la inspiración maestro?... A lo que le contestó. 
-El tiempo es el maestro encargado de crear artesanía, aún en la tristeza, aún en su confín más negro, vendrá inspiración.



Fecha de registro: 
10-may-2016 8:53

Doy a luz cuando la musa me entretiene

En cada instante persigo la vida,
con la fuerza del corazón y de mis sienes,
en todo camino una parida,
doy un retoño cuando la musa me entretiene.
Después de esperar en la fila,
recojo lo que me viene.
Bajo la Luna, con mi carne desnuda,
vestida, bajo los rayos cuando se encienden.
En mi herbario no faltan guindillas,
para cuando la fuerza de mí se desprende.
Bajo un árbol que trina,
por los amores que prenden,
como las gaviotas que viran,
lejos de tiranos, amigas de las mieles.
Con las rosas cual divas,
con los estiras y cedes,
bajo el coro de las mirlas,
para escuchar sus broqueles,
sobre la hierba dormida,
con el placer que me confiere.
Con la copa que brinda,
cuando te siento que vienes,
con tus pupilas altivas, 
como miran los mirabeles.
En tu seso mis frutas preferidas,
mi frente saciada de tus mieles,
bajo el cielo cuando clarea, 
bajo la nube cuando llueve,
bajo el alba florida,
ante tu generosidad,
cuando con una guinda,
 sentires y pasiones me sugiere.

Carmen Silza

Micro y Poema-Genios y dioses



Genios y Dioses-Micro y Poema


Todos sabemos que son muchos los que van de dioses y genios por la tierra, todos los días nos cruzamos con alguno que presume de serlo . Un trabajador se cruza con otro, de la misma empresa.
-¡Hola Enrique, qué tal! como va hoy el día.
-Como siempre, ¡súper bien!...todos los días pregunto a Aladino y me contesta lo mismo, que soy un genio ¿Cómo me va a ir mal?
-jajá...por eso te pregunto, porque hoy no he podido responderte.




El ello, el yo, y el superyó


El ello, el yo, y el superyó.
Empieza la discusión. 
Saltan los indios, los capitanes, 
los genios y algún que otro dios. 
Uno enseña dientes, 
el otro saca el dedo, 
y aquel su mala intención. 
Pero todos van de frente,
sacan sus cartas, 
menos ese que se cree un dios. 
Que es aquel que está callado, 
él que un as se guarda, 
 para mañana dar el bofetón.

Carmen Silza


Micro y Poema-Los Humanos- La locura


Micro y Poema-Los Humanos- La locura

Dejó la juventud para incorporarse al mundo de los adultos, y quiso volver horrorizada a su estado anterior.
-¡Qué horror!... Le decían que era una inconsciente, que no sentaba cabeza que no tenía piedad, que era una embustera y que estaba loca de atar. Pero ella nunca se sintió así. Y sin remedio, tuvo que formar parte  del estercolero.


Dejó la Locura

Dejó la locura 
porque su cuerpo le pedía ser adulta, 
seria y cuerda. 
Y sintió los helores que queman, 
y el acre que a la lengua  se pega. 
Ella quisiera volver a esa locura 
para retozar en la yerba 
para sentirse como la flor 
 pura y fresca.
Para entrar a las nubes
como cuando le abrían la puerta,
y le dejaban soñar
con la Luna llena,
sin lobos que atar,
ni brujas ni hienas.
Dejó la locura a su pesar
y ahora ser sirena le cuesta,
para poder entrar en el mar,
y sentir que en él se refleja.
Entrar a ese, su jardín
donde sobra Adán y Eva,
para sentir el perfume,
hoy de azahares
mañana de rosas 
y pasado de violetas.
Alocada y plena.


Carmen Silza


Factoría Poética