Añicos de Versos 3 En honor a la musa.


Queridos amigos con estos añicos de versos dedicados a vosotros, a mis amigos poetas, me ausentó hasta septiembre, me tomo un descanso, sin olvidaros en ningún momento.
¡¡Abrazos y besos para todos!!



Es la voz poeta
la que el ingenio abona,
 su chispeante veta
 fantasías nos dona.
Nenúfar de agua que reta,
nanea y entona,
noche tras día,
sin desmayo,
 al silencio nos lleva 
y nos toma.
 En brazos de su rosa de nieve, 
 en su pecho de flor de mayo.
El sentir nos empapa,
cuando de ella nos llueve.


Nos acoges musa en tus rosas
para ser una más de ellas,
por camino largo,
por lagunas caudalosas,
de ritmos sin letargo,
frente a tu faz
 de creaciones bellas.
En mis palomas reposas,
con amor dulce y amargo,
  de mi juicio te llevas,
el rojo vino de Ábaco.

 

Hermoso parnaso
oreado en plata y oro
de amaneceres y ocasos...
Abrumada a veces lloro
por camino pedregoso y llano;
Con mi alma que el papel besa,
y de brincar en él no cesa;
Porque en tu seno,
 la risa y el llanto decoro,
con amapolas y trigo,
con tu favor que devoro
 sobre tu artesa.


Ahora que estoy contigo
numen, o diosa nata
donde vayas te sigo, 
que mi esencia
de tu abolengo data,
y por ello te persigo,
 paseo por tu vena,
que a tu corazón me ata;
Con derrota o victoria
con albura o boria,
porque tu veta 
el fluir teje y no me mata.


Porque estás aquí, vales
poeta amigo.
Con bienes o males
con beso o castigo,
con escasez o derroche,
en mi corazón entras
y si quieres sales.
Tú eres mañana
como rosa blanca
tú eres noche,
como las horas pardas.
Tu alma huele a mañana,
tu lágrima, a la noche larga. 

Carmen Silza



Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Caminando Con Mis Amigos

Google+ Followers

Factoría Poética