Dime mi niña ¿Donde estás?


Dime  mi niña, ¿Dónde estás?

Dime mi niña ¿Dónde estás?
Hace ya que no te veo,
 en  mi piel, no reconozco tu lienzo.
¿Dónde fueron tus trenzas,
 tu ingenuidad, tus ojos negros,
y los cuentos que hojeabas,
los dibujos y poesías, tu boca
y su cascabel que todo arrullaba.
¿Sabes que estás en mi pensamiento?
pero con mis ojos, ya no te veo.
¿Fuiste presa de algún cuento,
 de un cuarto oscuro, 
o atrapada por un sueño,
o te fuiste con el tiempo?
 ¿Conseguiste las alas doradas,
para alcanzar la estrella
que con tu empeño anhelabas,
conseguistes de Apolo
la caricia bella que esperabas?
Dime mi niña ¿Dónde estás?
Intuyo que, cerca y lejos,
pues de vez en cuando,
oigo tu algazara,
y cuando miro al espejo,
tus luceros, en la lejanía veo.
Mi niña, duele tenerte lejos,
aunque tu júbilo y sueños, poseo.
No te los lleves mi niña, 
qué es lo único que de ti tengo.
 Dime mi niña ¿Dónde estás?
¿Te has perdido en algún paseo,
o eres jugo imperecedero?.

Carmen Silza
 

17 comentarios:

  1. Que bello y dulce poema, Carmen.
    Que esa niña que llevamos dentro nunca desaparezca de nosotros, pues, la niñez es el perfume de nuestras vidas.

    Abrazos amiga.

    Lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola, que no la perdamos nunca, que la llevemos al compás de nuestro caminar, en todo momento.
      Gracias y me alegra saber que te ha gustado.
      Besos y feliz tarde.

      Eliminar
  2. Me parece muy tierno tu poema, dulces versos, un canto a la infancia, la inocencia magia de aquellos años, aquellas trenzas ilusionadas...

    Bellísimo tu poema, querida Carmen, un placer leerte.

    Besos enormes y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, buenísimo este poema. Que esa bonita niña siempre esté contigo querida Carmen.

    Besos y gracias por tus amables comentarios.

    ResponderEliminar
  4. No cabe duda de que esa niña está muy cerca, muy dentro, haciendo que la magia nunca envejezca. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Está en tu corazón.
    Latiendo traviesa.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Carmen!!!!!
    Qué hermoso poema!!!!!
    Esa niña la llevas dentro, por eso a veces, la oyes, cuando te detienes a escucharla.
    Siempre estará en ti!!!!
    Un beso muy grande!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Qué ternura...
    Está en ti y te guiña un ojo.
    ; )

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  8. Seguro que está muy cerca y en tu corazón "viviendo"...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. La llevamos dentro, siempre está y unas veces asoma y otras se esconde, juega como cuando era, eramos niñas. Un abrazo poeta

    ResponderEliminar
  10. Esa niña siempre estará contigo, no te abandonará.Un hermoso poema.Besicos

    ResponderEliminar
  11. UN TEMA DE MUCHA PROFUNDIDAD.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  12. Dulce y tierno poema. Precioso.
    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  13. Bellísimo poema, querida Carmen, y es la verdadera prueba de que la niña de las trenzas aún sigue ahí, contigo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Que dulzura ojalá que nunca la perdamos dentro de nosotros y la fotografía me encantó , un beso mi niña desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  15. El júbilo y los sueños de esa niña siguen ahí, Carmen, y se traslucen en tus versos...
    Precioso, toda una invocación a la niña interior que todos llevamos dentro y necesita de nuestro aliento y apoyo...Mi enhorabuena por cuidarla y quererla, amiga.
    Mi abrazo y mi cariño, siempre.

    ResponderEliminar

Bienvenidos a Factoría Poética, espero que sea de vuestro agrado, y volváis a mi nuevo espacio.
Gracias por acompañarme y por vuestras lecturas.
Abrazos para todos.
Feliz día!...

Factoría Poética

Mama, Papa, os llevo en mi Corazón, en la Noche y en el Amanecer. ¡Os Amo!