Mi alma impera purgarse.



Ahora más que nunca 
necesito una purga
mi alma impera purgarse
para vomitar este gran dolor
que me produce tu ausencia,
la que me obliga a velarte.
Llevo tus ojos en mis ojos
tus carnes en mis manos
tu impotencia sufrida
sobre mi espalda, obligada a dejarte.
Y es que, con el vómito de mi pluma
quizás algún día pueda recordarte
sin el denso daño y  el enigma
que me produce cuando mi mente
intenta mirarte.
Siento mi columna partida
la huida de mi estandarte,
él que me mantenía erguida
cuando deseaba abrazarte.
El calor de tu presencia era mí cobijo
mi refugio, y ahí sentía purificarme,
ahora me siento desnuda
con frío, al perder mi armiño,
él que me abrigaba en todo instante.
 Ahora a pesar de los pesares
que ya no vienen a cuento
¡te echo tanto de menos!...
que a menudo, me voy por ese camino
queriendo encontrarte,
por el camino de mi niñez,
de esa niña que sin pedirlo,
ansiosa te pedía un beso
a esa niña pícara y revoltosa,
que buscaba tu atención sin saberlo.
Ahora ando como perdida
buscando el cacho que perdí
tu tristeza y tu alegría
tu regazo junto a mí.
Ahora me abraza tu recuerdo
y todavía siento,
como si estuvieses aquí.

Te amo mamá, te llevo dentro de mi.

Carmen Silza

19 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Alfred, ese abrazo lo siento.
      Otro para ti.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Rosana, no quiero apenarte, pero es lo que me sale del alma en estos momentos.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Duele y seguirá doliendo, no se cura, el tiempo matiza pero el dolor persiste, nos acostumbrarnos a su peso. Me gustaría darte ánimos, lo que si te puede consolar es la suerte de haberla tenido, la fortuna de haberla conocido y la felicidad de haber tenido una madre maravillosa. Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Sí, me quedo con esos abrazos y besos que le dí, aunque ahora me parece que fueron pocos...el tiempo suavizara el dolor.
    Un abrazo Ester.

    ResponderEliminar
  5. Carmen, ella te ve y si estás triste, también estará triste...Ella también vive contigo tus emociones. El duelo hay que pasarlo, es inevitable y debes aceptarlo como algo normal, amiga...Le has dado mucho y todo volverá a ti.
    Cuídate, ten fé y piensa que ella es feliz donde está y quiere que también tú estés en paz y seas feliz.
    Te dejo mi abrazo inmenso y mi cariño, amiga.

    ResponderEliminar
  6. Triste, sim, querida Carmen, mas as saudades tão recentes se transformarão em doces lembranças, e estará sempre junto de você, por toda sua vida. Não ficamos abandonados, não! O carinho dela estará junto de você.
    Beijo, minha querida.

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo como te sientes. Pero tu madre esté dónde esté se sentirá muy orgullosa de ti, con este lindo poema.

    Besos Carmen

    ResponderEliminar
  8. La ausencia duele y te entiendo perfectamente ya que en enero me ocurrió lo mismo.
    Un abrazo en la noche.

    ResponderEliminar
  9. Un poema muy emotivo Carmen y entiendo por lo que estás pasando, es algo que no se puede evitar pues la falta de la madre duele mucho y hay que acostumbrarse o al menos adaptarse a esa ausencia tan querida......seguro que tú también lo lograrás con el tiempo.Besicos

    ResponderEliminar
  10. Un sentimiento adorable en esta poesía, aunque lleno de nostalgia y dolor.
    La falta de una madre por muy mayor que sea, siempre se queda clavada en el corazón, pero llega el momento en que al recordarla, ya no duele, pero sientes un cariño inmenso.
    Piensa que a ella no le gustaría verte triste, al revés...
    Muy bonito el poema Carmen.
    Un abrazo con cariño.

    ResponderEliminar
  11. No sabes cómo te comprendo. Es algo muy difícil de superar. Nunca nada será lo mismo.

    Bellísimo y emotivo poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. No puedes hacer nada.
    Lo hará el tiempo.
    Es así.

    Besos y animo.

    ResponderEliminar
  13. Carmen, cuánto lo siento...
    Le has escrito algo precioso.
    Muchos besos y abrazos, cielo.
    Como dice Toro , solo el tiempo puede mitigar el dolor.

    ResponderEliminar
  14. Siempre duele la partida de los seres queridos, que decir de la partida de la madre... Muy bellos y emotivos versos, Carmen! Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. El tiempo es la única sutura para uno de los dolores más duros: la muerte de uno o de ambos padres, como en mi caso, que ya no están. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Bienvenidos a Factoría Poética, espero que sea de vuestro agrado, y volváis a mi nuevo espacio.
Gracias por acompañarme y por vuestras lecturas.
Abrazos para todos.
Feliz día!...

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Caminando Con Mis Amigos

Google+ Followers

Factoría Poética