En los brazos de ese verso. enajenada en su trance


En los brazos de ese verso.
 Enajenada en su trance

Sentir el ansiado rapto
de la tez cuando te llama,
cuando te clavan sus ojos 
y te arrulla su mirada, 
para levitar en sus labios rojos,
 en el vaivén de su cóctel, 
en la osadía de su llamada.
Por su adulación te dejas llevar 
hacia el alma del éxtasis 
 en la natura de su desnevar.
Envuelta en su estrato,
en los brazos de ese verso,
embaucada por su despertar,
enajenada en su trance.
Con la desnudez abierta
  de par en par...
Sientes tuyo ese versar
ese decir terso y transparente,
en el galopar de su dance.



Carmen Silza

Estaba escrito... Nos dominó el Amor



Estaba escrito...

Estaba escrito, que tu y yo
 nos conociéramos
Estaba escrito...
Estaban en un manuscrito,
nuestros besos
nuestros abrazos
nuestros sermones y laberintos,
lo que respirabamos,
las adversidades, el gozo, 
aquel éxtasis,
Estaba escrito...
Ahora nos protegemos
  porque estaba escrito.
Nos dominó el Amor
ante toda controversia,
porque tú y yo
 ahora, somos uno.
 Estaba escrito...
Tú me tienes, yo te tengo
para bebernos el presente
como se bebe, el rojo del vino.
Porque, nuestro asomar y encuentro,
estaba escrito...

Carmen Silza.


La mejor política, es ir enamorado



La mejor política
 Es ir enamorado


La mejor política 
es ir enamorado 
en su aura anudados 
en las cuerdas de su lira,
apasionados de la vida.
Con la mirada que mira, 
de cielo sin averno,
por sus cumbres,
bajo su noche,
morena que brilla,
de Amores tiernos
envueltos en su mantilla. 
Vestidos de albas,
 de rayos dorados, sin dogma
 que doblegue el corazón,
sobre su alfombra clara
custodiados por el Amor, sin atado.
 ¡Alzar la mano,  al mundo
 sin astucia ni gobierno!

Carmen Silza

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Caminando Con Mis Amigos

Google+ Followers

Factoría Poética